29/2/12

LA SOMBRA DE LA SOSPECHA

Hay una película de Michael Douglas que se llama “La Sombra de la Sospecha”. Te voy a hablar de algo relacionado con ella. Aquí tienes el enlace con el tráiler de 2 minutos por si no conoces nada de ella. http://www.youtube.com/watch?v=J_dB-n8oU9I

En toda película están los buenos y los malos, los guapos y los feos, los honestos y los traidores. Normalmente, el bueno de la película siempre gana y el malo muere. El problema surge cuando el bueno es en realidad malo, y el malo es en realidad bueno, o al menos lo parece.

Cuando tenemos un roce con otra persona, normalmente nosotros somos los buenos, y los otros que nos perjudican son los malos. Pero ¿Y si fuera al revés? Dos no se pelean si uno no quiere. Si hemos tenido una pelea, disensión o confrontación es porque nosotros hemos querido. Si entramos en la pelea, ya hemos perdido. El diablo quiere que nos peleemos, que discutamos, que nos dividamos, para que nos desviemos de nuestro objetivo, que es extender el Reino de Dios en nuestra vida y nuestro entorno.

Cuando te haces consciente de que al discutir con otro te haces tú el malo, y te arrepientes de haberte peleado, entonces te vuelves a convertir en el "bueno y guapo" de la película (como Michael Douglas) porque Dios está de tu parte. Perdón por el jeroglífico.

Así sigue la secuencia:
1.       Nos creemos que somos buenos.
2.      Nos peleamos.
3.      Tomamos consciencia de que somos los malos por pelearnos.
4.      Pedimos perdón
5.      Dios nos perdona
6.      Volvemos a ser los buenos, pero esta vez de verdad.

No podemos vivir en constante sospecha si somos buenos o malos, a un lado u otro de la línea, con constante sentimiento de culpa. Estamos con Dios y Dios está de nuestra parte. Si caemos, pedimos perdón y nos levantamos. Punto y final. A trabajar en la obra de Dios. ¡¡¡Vamos!!!

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4.13

1 comentario:

  1. Bendiciones Pastor:

    Muy interesante la manera en que combinó La Palabra de Dios con las cosas positivas y negativas de la película. La mayoría de las personas se la pasan viviendo en la incertidumbre de si son o no buenos cristianos, en vez de enfocarse en que no se trata de ellos sino de Él. Dicho esto, entonces vivamos para agradarle solo a Él.

    CelConO

    ResponderEliminar