Pienso lo que digo, y digo lo que pienso...

Pienso lo que digo y digo lo que pienso; ...no siempre acierto, pero siempre lo intento.

21/3/12

LA IMPORTANCIA DE LA FE



Dice Efesios 2:8: "Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe".
 
LA FE EMPIEZA SIENDO ALGO PEQUEÑO
Sabemos que la fe mueve montañas. Pero empieza siendo algo pequeño. La comparación del grano de mostaza no es casual. Si no te consideras un persona capaz de hacer grandes cosas por tus condiciones físicas, mentales o económicas, te felicito porque eres una persona perfecta para ser usada por Dios d una forma sobre natural. Ya sabes que la fe mueve montañas.

La fe no se hace pequeña con los problemas, sino que se multiplica. Dijo Pablo: "cuando soy débil soy fuerte, porque el poder de Dios se perfecciona en la debilidad."

Jesus enseña que la fe es pequeña. Empieza por algo pequeño. Ademas empieza en gente inesperada. Los que deberían tener fe no la tienen, y los que no están llamados a tener fe, son los que la tienen. Esto nos debe llenar de ilusión.

LA FE EMPIEZA SIENDO ALGO INMATERIAL
El mundo empezó de la nada, solo por la palabra de Dios. La fe también sale de la nada. Empieza siendo un pensamiento, una idea en la que nadie cree menos uno.

Dice Santiago que la fe se tiene que mostrar. ¿Por que? Porque empieza con algo inmaterial. Con algo que no se ve. La fe empieza por algo invisible. No hay datos para creer en lo que dice la fe. No hay datos.

LA FE EMPIEZA SIENDO ALGO POCO CREÍBLE
El mérito de la fe es que pocos lo creen. Es un sueño, una ilusión. Hubo alguien que dijo una vez: puedo hacer un artilugio que vaya a 100 km. por hora: El coche. Alguien dijo una vez que podía hacer volar un avión. Alguien dijo una vez que podía hacer un cohete e ir a la luna.
Y esto son cosas materiales. Las cosas del Señor son aún mayores. No dejes que las circunstancias apaguen tu fe. No dejes que otras personas te convenzan de que algo es posible.

Pero...

EL EVANGELIO DEPENDE DE LA FE
Con la fe se consiguen los talentos para conseguir las cosas. El hombre puede aprender cosas que pareciera imposible que aprenda. Con la fe se consiguen los lugares donde se reúnen las personas. Con la fe se consigue el dinero para llevar adelante la predicación del evangelio.

Es cuestión de vista, de visión. Para Dios es importante para qué quieres los recursos. Dios me ha dado una pequeña capacidad para conseguir recursos. Pero el mismo Espíritu que habita en mí es el je habita en ti. La cuestión es saber para qué quieres los recursos.

LA VIDA DE LAS PERSONAS DEPENDE DE LA FE
El que tiene fe tiene la vida, el que vive sin fe en el evangelio está perdido. El que tiene fe emprende cosas nuevas. El que no tiene fe no puede agradar a Dios.

Toda la vida del ser humano está apoyada en la fe. Lo determinante es en qué o en quién pones tu fe. Mas allá de lo que digas, tu fe se sabe por la cosa de lo que depende tu vida.
Hay una prueba sencilla para saber en qué o quién está puesta tu fe: Si te quitan algo y te destrozan la vida: ¿Un familiar? ¿Un hijo? ¿Una casa? ¿Una ciudad?

LA SALVACIÓN DEPENDE DE LA FE
Dice Efesios 2:8: "Porque por gracia sois salvos, por medio de la fe". La gente de hoy quiere vivir el momento y no se preocupan de su salvación. Dice la Biblia que cuando muramos sabremos como fuimos conocidos. Nosotros no vemos el cielo, pero el cielo nos ve a nosotros. Nuestra salvación depende de nuestra fe.

Quieres vivir el mundo de la fe? ¿Quieres tener fe? El hombre pide fe a Dios y Dios la da. Pídele fe a Dios y Él te llenará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada