22/3/12

VUELA MAS ALTO


Nunca me han gustado las peleas entre pobres. Me parecen absolutamente injustas. ¿Por qué pelearse por un trozo de pan, cuando hay de sobra para muchos? No tiene sentido.

En realidad, toda pelea entre seres humanos es un poco pelea entre pobres. Hemos venido a este mundo sin nada, y sin nada nos marcharemos de él. Las peleas por cosas materiales no son bien vistas a los ojos de nuestro Señor. El dijo que era mejor poner la otra mejilla. No sirve enfadarse por algo que ni siquiera es nuestro.

De todas formas esto es muy fácil de decir y muy difícil de hacer. A menudo escribo versículos en twitter sobre amar al hermano y muchos me responden: "Es tan difícil..."
¿Qué haremos entonces cuando nos están agrediendo de cualquier forma humana y sabemos que no debemos responder con otra agresión mayor? Ahí va mi propuesta: VOLAR MAS ALTO.

Esto no es fácil de explicar. El Señor Jesús tuvo que soportar muchas afrentas de los judíos, y muchas preguntas rebuscadas incluso de sus discípulos. Pero Él estaba en un nivel superior de respuesta que frecuentemente la gente no entendía. Ocurrió con Nicodemo en Juan 3. Jesús le hablaba del Nuevo Nacimiento y Nicodemo no entendía nada. Preguntaba: ¿Cómo puede un hombre volver a entrar en el vientre de su madre? Ocurrió con la mujer samaritana, con María justo antes de la resurrección de Lázaro, con los discípulos antes de la multiplicación de los panes y los peces, y con todos cuando Jesús hablaba de su resurrección.

Jesús estaba "en su mundo" en comunión perfecta con el Padre, algo a lo que todos estamos llamados, para parecernos a él. Jesús no ponía su vista en las cosas de este mundo, sino en las de arriba. La gente veía las cosas con sus ojos, y Jesús las veía con su Espíritu.

Pablo también se esfuerza en que tengamos en primer lugar las cosas espirituales no las terrenales. Cuando consigues esto, no te hacen daño cuando te roban o te insultan, sino más bien piensas en el bienestar de tu atracador o tu ofensor. Esta es la Vida en el Espíritu de la que se habla en Romanos 8. No es una vida mística, apartada del mundo, es una Vida espiritual apartada de la maldad. Se trata de vivir pegado a Dios con el mejor de los pegamentos en tu mente, en tu alma, en toda tu vida. Es tener a Jesús como tu única prioridad. Es vivir siempre con Cristo, es volar por encima de las nubes y ver el sol radiante, es vivir infinitamente mejor, independientemente de tus circunstancias.

Esta vida es difícil de explicar. Mucho mejor es vivirla. El que la consigue es persona sabia, que ha conseguido la bendición de Dios.

Un guiño.

2 comentarios:

  1. GRACIAS POR RECORDARME LA NATURALEZA QUE MORA EN MI, YA NO ES LA VIEJA SINO LA DE CRISTO. ENCONTRE EL ALIENTO PARA PONER LA OTRA MEJILLA Y PERDONAR....

    ResponderEliminar
  2. POR NUESTROS FRUTOS SEREMOS CONOCIDOS. DAME TU FUERZA ESPIRITU SANTO PARA CAMINAR COMO EL SEÑOR. LIBERAME DEL DOLOR Y DEPOSITA PERDON EN MI CORAZON. GRACIAS POR SUS PALABRAS PASTOR.

    ResponderEliminar