2/4/13

COMO TENER MÁS Y MEJORES AMIGOS


"En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia." (Proverbios 17.17)

Una cosa son los amigos y otra los conocidos. Conocemos a muchas personas, pero amigos en los que confiar, en los que desahogarse, en los que apoyarse realmente son pocos. Muchas personas se sienten solas y se preguntan ¿Cómo podré tener amigos? Y cuando se ven traicionados por ellos se repreguntan ¿Cómo tendré buenos amigos? Entre los amigos hay amor y buenos deseos. La Biblia reconoce la importancia de la amistad. Dios llamó amigo a Moisés. Jesús llamó amigos a sus discípulos. La amistad es algo que Dios valora, por lo que merece la pena tratarla.
1. POR QUÉ ES BUENA LA AMISTAD
En primer lugar, la amistad es buena para superar situaciones difíciles. Dice Eclesiastés 4:9-12: "Mejor son dos que uno, pues reciben mejor paga por su trabajo. Porque si caen, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del que está solo! Cuando caiga no habrá otro que lo levante. También, si dos duermen juntos se calientan mutuamente, pero ¿cómo se calentará uno solo? A uno que prevalece contra otro, dos lo resisten, pues cordón de tres dobleces no se rompe fácilmente"
2. COMO NACE LA AMISTAD
Nace de forma natural. Si no fuera así, sería como un pacto entre empresarios, entre políticos, entre negociadores, en función de la mera conveniencia y por tiempo definido. La verdadera amistad es para siempre, independientemente, incluso, de lo lejos que se encuentren los amigos entre sí. Siempre se buscarán. Los amigos por interés económico, o cualquier tipo de interés son realmente falsos amigos, que se pierden, precisamente, cuando más se necesitan: en medio de una dificultad. Por lo tanto, el interés de la amistad es emocional, no material.
3. ¿QUIÉN PUEDE SER NUESTRO AMIGO?
En principio cualquiera. Los amigos suelen tener algo en común, razón por lo que empieza la amistad. Puede haber una conexión específica, pero luego la amistad se extiende a otras áreas de la vida. Los amigos pueden ser personas muy, muy diferentes, pero tienen algo en común, por ejemplo, los cristianos. Tienen en común a un mismo Señor, unas mismas intenciones, una misma misión, un mismo propósito en la vida, comparten, en realidad, muchas cosas.
4. ¿COMO TENGO MÁS Y MEJORES AMIGOS? 

Parece la pregunta del millón, pero en realidad tiene fácil respuesta. La gente que tiene más y mejores amigos son los que ofrecen primero amistad. Una persona se quiere convertir en tu amigo cuando tú le has amado primero. El amor es dar algo bueno sin pedir nada a cambio. Este es el secreto de la amistad. Lo que se siembra, eso se cosecha. Es una ley natural. Si das amistad, recibes amistad. Puede que tengas algunos fracasos, pero finalmente encontrarás a personas que son como tú, que aprecian el amor que das y se convierten en tus mejores amigos. Cuanta más amistad siembras, más amistad cosechas, tanto en calidad como en cantidad.
Lo mejor para tener amigos es dar sin mirar a quien, y los amigos aparecen. Hay un refrán muy bueno que dice: "Haz el bien y no mires a quién". No seas interesado en la amistad, ni en el amor. Ama al que tienes al lado, al que Dios ha puesto a tu lado. No desmayes nunca. La vida te cambiará.
5. SER AMIGOS DE DIOS
Dice Juan 15:12-17: "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre os las he dado a conocer. No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Esto os mando: Que os améis unos a otros
Jesús nos hizo sus amigos, por que nos ha dado a conocer todas las cosas ¿Qué cosas? Cómo llegar a Dios, cómo tener amor, cómo ser un discípulo, ...
Tener a Jesús como amigo es la mejor apuesta por la amistad. El nos amó primero, y podemos amarle libremente, desde nuestro corazón. Hazte amigo de Dios, hazte amigo de Jesús.
Un fuerte abrazo, amigo.