15/7/14

COMO SUPERAR LAS TENTACIONES

"Velad y orad, para que no entréis en tentación." Marcos 14:38

Sabemos que una parte de la oración del Señor, el Padre Nuestro dice: "no nos metas en tentación". Aún así muchas veces somos tentatos como cualquier ser humano. El Señor Jesús lo fue. Importantes personajes de la Biblia también lo fueron. Todos somos tentados.

Lamentablemente, no todo el mundo tiene una fuerza de voluntad fuerte para librarse de la tentación. El mundo está llenos de personas débiles que pronto caen en la tentación. Cada uno tiene sus tentaciones que vienen marcadas por los deseos de la carne, los deseos de los ojos y la vanagloria de la vida. Así que necesitamos un método generalizado y eficaz para librarnos de la tentación.

El mismo Jesús nos da la clave en Marcos 14:38: velar y orar.

Velar es estar atentos, estar alerta, no dormirse, permanecer despierto ante un mundo que nos bombardea con tentaciones de todo tipo. Si la tentación nos sorprende despistados en nuestra vida espiritual, tenemos muchas posibilidades de perder la batalla.

La otra cosa es orar. Mucho se ha escrito sobre la oración, pero aún así se ora poco. Las distracciones de este mundo postmoderno y la debilidad del hombre hacen que esto sea así. Ver pasar las horas mientras se ora es algo que pocas personas hacen, por eso mucha gente cae en sus tentaciones. La oración da fuerza espiritual, claridad, sabiduría, santidad y un sin fin de beneficios para todo el que la practica. ¿Por qué se ora tan poco?

El mejor remedio para orar y velar es pedir ayuda a Dios. Sí. Orar para pedir orar. No lo dejes. Saldrás de la tentación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario