4/7/14

EL ADIÓS DE UN REY

Nunca fui especialmente monárquico, salvo porque creo en el Rey de Reyes y Señor de Señores. Ahí sí que lo soy, y mucho. Pero como otros españoles fui "juancarlista", hasta que se conoció la noticia de que el rey cazaba elefantes y tenía una amiga muy especial. Entonces dejé de serlo, lógicamente.

Años de prestigio por introducir la democracia en España que se fueron a ninguna parte por un tropezón en Botswana. Sin duda este hecho ha tenido que ver con su abdicación, además de su mala salud.

En cualquier caso, ha sido una buena decisión, y ahora tendremos en España dos cosas. La primera, una sucesión de abdicaciones a todos los niveles, puesto que por alguna razón logarítmica, lo que hace el rey lo repiten muchos españoles. En segundo lugar, la incógnita de saber si Felipe VI va a desarrollar una monarquía acorde a los tiempos que corren, o se va a anclar en el pasado. Yo creo que una mezcla de las dos opciones, lo cual no es nada halagüeño para los parados, los desahuciados, los futuros jubilados, ni los estudiantes.

Que el Señor tenga misericordia de esta España que no deja de atacarse a sí misma. Como dijo Otto con Bismark: "La nación más grande del mundo es sin duda España. Siempre ha intentado auto destruirse y nunca lo ha conseguido. El día en que dejen de intentarlo volverán a ser la vanguardia del mundo."


No hay comentarios:

Publicar un comentario