22/10/14

5 PASOS PARA SERVIR A DIOS

Nuevos creyentes y cristianos con buenas intenciones tienen el anhelo de servir a Dios a todo tiempo, pero esto no es una cosa fácil, y requiere un compromiso total con la obra de Dios. Después de analizar mi propio caso y el de otros, creo que estos cinco pasos que leerás a continuación, son necesarios para servir a Dios a tiempo completo.

1. SER PACIENTE Y VALIENTE. 
La obra de Dios requiere estas dos virtudes. El trabajo en el ministerio requiere en casi todas las ocasiones de paciencia y valentía. La paciencia tiene que ver con la constancia para servir a Dios, ya que no todo en el reino de Dios se produce en el momento y a veces hay que esperar el tiempo de Dios. La valentía también es una virtud imprescindible ya que la fe requiere dar pasos de valentía para edificar la obra de Dios.

2. ESTAR COMPROMETIDO CON LA OBRA DE DIOS.
Mucha gente cree en Jesús y se hace cristiano, pero no se comprometen con su obra, no predican el evangelio, no ofrendan, no son fieles, no edifican la iglesia y no ponen sus dones a disposición del Reino de Dios. Esto es muy común en el mundo. Ser cristiano, seguidor de Jesús implica comprometerse con su obra de lleno, no de una forma ligera o tangencial.

3. TENER DONES ESPIRITUALES PARA ENSEÑAR Y PREDICAR EL EVANGELIO. 
Hay ciertas habilidades que un siervo de Dios debe tener. Enseñar y predicar el evangelio son dones básicos. Para ello hay que tener amor por las almas y saber poner la vida por las ovejas de su rebaño. Esto es un don y un privilegio que el Señor da a personas dispuestas a servirle.

4. TENER EL LLAMADO DE DIOS. 
Hay dos tipos de llamado. Uno es el llamado específico de Dios para servirle. Dios llama a una persona por su nombre y este responde. Otro es el llamado génerico de Dios a todos, y que solo aceptan los que están dispuestos a entregar su vida por él. Este segundo tipo de llamado es el de Isaías 6:8: "¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí." Es decir, Dios lanza su llamado y solo los dispuestos a servirle responden positivamente. Tener el llamado es imprescindible, porque cuando vengan pruebas y no quede donde agarrarse, solo quedará el llamado de Dios para continuar la tarea. Dios prueba nuestra fe, tener claro su llamado es imprescindible.

5. APUNTARSE A UN SEMINARIO.
Los pastores tienen que formarse en muchas areas bíblicas y pastorales. Donde se da la mejor formación es en Seminarios. Casi todos los pastores con un ministerio eficaz han estudiado en Seminarios. Hay excepciones, pero son eso, excepciones. Lo básico, normal y evidente es ser formado en profundidad para servir a Dios en el ministerio. Muchos Seminarios ofrecen oportunidades para estudiar presencialmente sin que la economía sea un problema. Un título postgrado puede estudiarse on line, pero la primera formación debe ser presencial. Allí se tiene oportunidad de conocer "in situ" a buenos maestros y pastores para aprender de su ejemplo. 


Servir a Dios es una buena cosa. Dios nos llama a trabajar por la comida que permanece a vida eterna. Animo a una gran multitud que oren y piensen seriamente en servir a Dios plenamente. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario