13/11/14

¿COMO ORAR?

El sicómoro es un árbol grande.
Muchos cristianos comprometidos saben la importancia de la oración para llevar adelante su vida cristiana. La oración es la mayor fuente de recursos que el Señor ha provisto para cambiar el mundo. Los beneficios de la oración vienen dados por el fruto del Espíritu, que es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio, como dice el famoso texto de Gálatas.

Esos mismos cristianos se plantean orar de muchas formas diferentes, ya sea su posición física, emocional, o estructura de la oración. Algunos piensan que es mejor orar de rodillas, con los ojos cerrados, otros que da lo mismo. Unos piensan que es mejor seguir la estructura del Padre Nuestro, y otros siguen el acróstico ACTS (Adoración, Confesión, acción de gracias [Thanksgiving] y Súplica). Sin duda yo he visto que Dios es misericordioso y hace caso rápidamente a sus hijos desesperados que claman a Él día y noche por encontrarse en una situación de gran necesidad.

Pero la Biblia nos habla en varios textos sobre la mejor forma de orar. Veamos los siguientes.


  • Santiago 1:5-7: "Si alguno tiene falta de sabiduría pídala a Dios,... pero pida con fe"
  • Juan 15:7: "Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queráis y os será hecho".
  • Marcos 11:24: "Por tanto os digo, que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá".
  • Lucas 17:6: "Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería."
  • Mateo 17:20-21: "Si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. Pero este género no sale sino con oración y ayuno."
  • Lucas 18:8: "Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?"
Todos estos textos tienen una cosa en común. Hablan de la fe. En otros no se menciona expresamente la fe, pero Jesús sanaba personas por medio de la fe, como tantos y tantos casos, como la mujer con flujo de sangre, el centurión cuyo siervo estaba enfermo, el ciego Bartimeo, los leprosos, y muchos otros. 

Es la fe lo que hace que la oración sea contestada. No hay hombre perfecto, la fe es lo que mueve la voluntad de Dios para que muestre su poder. La fe agrada a Dios. La fe mueve el poder de Dios. Dios es Espíritu y se mueve por nuestra fe en la obra de Jesucristo.

La fe, junto con el amor, la justicia y la misericordia de Dios son los cuatro pilares fundamentales del evangelio de Jesucristo. 

COMO CONSEGUIR FE
Así que una vez que sabemos que la fe es el ingrediente fundamental para que la oración sea contestada, nos preguntaremos cómo conseguir la fe en Jesucristo, el Hijo de Dios.

Mucha gente no tiene o ha perdido la fe por las circunstancias de la vida. La fe no es una cosa que se pida a Dios, aunque haya gente que la pida, y por supuesto que se puede pedir. Más bien hace falta el ejercicio de cambio de pensamiento para fabricar la fe en nuestras vidas. Hay gente que necesita ver los grandes hechos de Dios para tener fe, como Tomás, el discípulo de Jesús. Pero creer sin ver es lo que tiene verdaderamente mérito y lo que agrada a Dios. La fe nace del cambio en el pensar de la persona. Uno hace el cambio o renovación de pensamiento y decide tener fe, decide creer, cuando antes no lo hacía. Es decir, la fe vine por la decisión de creer en la Palabra de Dios. Nosotros predicamos la Palabra de Dios, pero unos creen y otros no. La gente es libre de tomar una decisión de creer o no, según les es dado por el Espíritu (Juan 3). Así pues, la fe viene por una decisión, rotunda y definitiva al oír la Palabra de Dios. 

El carácter de la persona tiene su importancia. Los que dudan no alcanzarán la fe. Si alguien no está seguro de nada en la vida, es muy difícil que tenga la seguridad de los hechos portentosos de Jesucristo. Pero la persona decidida es la que termina fabricándose esa fe que hace que la oración sea respondida. 

Haz lo que creas conveniente, pero ya sabes el camino para conseguir que tus oraciones sean contestadas, con fe en la Palabra de Dios.

Un abrazo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario