31/12/14

¡PAPI ESTA HACIENDO TRAMPAS!

Estábamos en una sobremesa de una comida en la iglesia, y jugamos a un concurso bíblico. Yo formaba parte de uno de los grupos. De repente hicieron una pregunta que no recuerdo ahora. Sabía la respuesta, pero no estaba seguro. Estaba tan curioso por saber la respuesta que decidí sacar el teléfono móvil debajo de la mesa y abrir la aplicación de la Biblia para mirar la respuesta. 
Mi hijo pequeño me vio y gritó "¡Papi está haciendo trampas!" Se me quedó cara de pasmado y me puse colorado. Toda la iglesia empezó a reír y reír sin parar. Algunos se reían realmente a carcajadas. Yo sólo balbuceaba palabras disculpándome y riéndome también. ¡Qué vergüenza pasé! Y aprendí a no ser tan curioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario