4/5/15

8 LECCIONES QUE APRENDÍ EN CUBA




1. Se puede comer
 a las 7 de la tarde sin tener que quejarse por ello, ni hacerse el héroe. Puedo comer todos los días lo mismo con idénticas consecuencias. 
2. Los niños no tienen porqué entusiasmarse con juguetes caros, complicados o electrónicos. Prefieren jugar contigo. 
3. La inocencia en personas adultas es una virtud y no un defecto. 
4. Se puede ser pobre, pero al mismo tiempo digno, culto, sabio y profesional. 
5. Si me pides un favor, puedo cambiar mi agenda y mis prioridades para hacértelo. 
6. Que tengas más recursos económicos que yo no significa que seas más inteligente ni mejor persona, sino seguramente lo contrario. 
7. El odio al que me hace daño no es una opción. Solo me pregunto qué puedo hacer para que dejes de tenerlo tú. 
8. Puedo ser mucho más agradecido de lo que piensas. En realidad, ni te imaginas lo que soy capaz de hacer por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario