6/7/15

AMOR FUERTE COMO LA MUERTE

"Fuerte como la muerte es el amor…” Cantares 8:6.
El problema de muchos millones de personas es que dicen que son cristianos, pero viven como si no lo fueran. Van de vez en cuando a la iglesia, y hacen caso la Biblia en unas cosas, en otras no. El resultado es un cristianismo aguado. Esto ocurre en muchas facetas de la vida. Hoy nadie se compromete con nadie, y así ninguna sociedad dura para toda la vida: ni las sociedades empresariales, ni los trabajos, ni las amistades, y a veces ni los países. Esto es una prueba de la falta de amor, porque el amor es todo lo contrario: el amor permanece, el amor defiende, el amor discute, porque las cosas le importan, los que no discuten es porque no les importa nada. El verdadero Amor es Fuerte hasta la Muerte, porque todo lo sufre, todo lo espera, todo lo soporta. Pero, SI UNO QUIERE CONSEGUIR ALGO EN VIDA NECESITA AMOR. Todo lo que merece la pena requiere un esfuerzo, y no hay nada que haga esforzarse más que el amor. 
Por eso, EN EL EVANGELIO, ES NECESARIO EL AMOR. Si no hay un amor fuerte hasta la muerte, el evangelio no prospera. En el norte de Europa se están cerrando iglesias, y la gente está dejando de ir. La gente empezó a ir a otros sitios los domingos, y a disfrutar de otras cosas en la vida.
Entonces, ¿Cómo es el verdadero amor? Es fuerte hasta la muerte, como un sello, una marca, unas brasas, unas llamas que las aguas no pueden apagar, ni el dinero puede comprar. Nuestro amor debe ser para Dios y amarle sobre todas las cosas. Decide amar a Dios sobre todas las cosas, y tendrás la VIDA.

—Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente y a tu prójimo como a ti mismo. Le dijo:—Bien has respondido; haz esto y vivirás”. Marcos 10:27-28.

No hay comentarios:

Publicar un comentario