17/1/19

COMO SER PERFECTO


El que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado. 
1 Juan 2.5” 

Se dice que no hay nadie perfecto sino Dios. Es cierto. Todos hemos cometido errores y tenemos imperfecciones en nuestra personalidad, nuestro físico o en nuestras acciones que generan las consecuencias que tenemos que pagar como seres responsables que somos. Algunos o muchos responsabilizan a Dios de sus propios males o de la maldad del hombre como si ellos no fueran responsables y la respuesta que ofrecen para culpar a Dios es que no existe. Dicen “no creo en Dios porque no puede ser que Dios permita todos los males que ocurren en este mundo”. En realidad, puede ser que no quieran obedecer a Dios porque creen que Él es malo por permitir lo que ocurre en el mundo, o creen que Dios no existe porque entonces no permitiría lo que ocurre en el mundo, con lo que así demuestran que tienen su propia imagen de lo que debería ser Dios. En ambos casos, ese ateísmo es desobediencia por no estar de acuerdo con lo que Dios es, o creen ellos que debería ser Dios, y optan por ignorarle por el camino de la incredulidad o ateísmo. Luego hay también un grupo de intelectuales que para ellos lo máximo es el conocimiento humano, verdaderos súbditos del conocimiento humano que valoran hasta pensar que es la solución a los males de este mundo. Paradójicamente su posición es absolutamente irracional, porque está demostrado que el problema de este mundo no es la falta de conocimiento sino la maldad del hombre que provoca las guerras, el terrorismo, el hambre, la contaminación, la desigualdad y todos los males que existen.  Entonces, ¿cómo se perfecciona el hombre? Por el amor de Dios que se encuentra en su Palabra, testimonio escrito de su amor y su voluntad. Toda fuente de sabiduría proviene de Dios, y está escrita en su Palabra. El hombre que intenta bueno o el hombre que busca la perfección por el conociendo son caminos largos que llevan en su corriente verdadera a la propia Biblia, testimonio escrito de Dios, fuente de toda sabiduría para arreglar los males del hombre y de este mundo. Los planes de Dios son maravillosos y el camino a ellos son su Palabra escrita, la Biblia, y su Palabra encarnada, Jesús, su Hijo, Mesías del mundo, Salvador de una humanidad totalmente perdida en sus propios planteamientos. Para acceder a Dios es necesario guardar su Palabra y seguir el mensaje de entrega Jesús. Un abrazo.